Loading...

martes, 15 de enero de 2013

EL PAPEL DE ASIA PACIFICO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL



El orden económico mundial ha cambiado, esto debido al despegue económico de la región asiática, el mundo ya no gira entorno de occidente y está desplazando su mirada a oriente.  Podemos denominar este cambio en el poder mundial hacia Asia como un proceso de importancia histórico, el cual sólo se visto dos ocasiones en el ultimo mileno.  La primera fue el ascenso de Europa occidental  a finales del siglo XVII, el cual después de la revolución industrial  se había convertido en la región más próspera y dinámica del planeta. La segunda  fue la incursión de Estados Unidos  luego de la segunda guerra mundial como gran potencia mundial. Ahora es el turno de Asia, cuyo crecimiento e importancia económica y política  transformará de manera sustancial el escenario internacional en los próximos años.

Este cambio de poder se debe a muchos factores, entre ellos la crisis económica del 2008 que ha dejado tanto a Europa como Estados Unidos en  serios problemas económicos, esta crisis ha dejado miles de personas sin trabajo, ha golpeado la industria tanto que esta no crece al ritmo de pocos años atrás, el consumo interno no retorna a niveles deseados, cada día el dólar y el euro pierden terreno frente a monedas como el yuan, yen o el  real entre otras, estas y otras más razones, son las utilizadas por los expertos para afirma que el orden económico mundial está moviéndose de occidente a oriente.

Por otro lado, el auge de China es otro de los factores principales de este gran proceso de cambio, pero no solo China está creciendo también lo hace la India, la cual se convertirá en una gran potencia económica. El impacto de estas dos mega potencias que juntas  suman casi el 40 % de la población mundial sobre la demanda de recursos naturales, de productos y servicios creara un impacto considerable en el equilibrio económico y político a nivel global.  Como es usual los grandes cambios no ocurren solos, el resto del continente asiático se está moviendo al mismo ritmo, tenemos que añadir que Japón, corea del sur e indonesia, lo que ampliara la importancia de la región asiática en el contexto mundial.

Dentro del este cambio de orden económico también se cambiara el la forma como es llevada la agenda mundial, lo cual creara nuevos desafíos al asimilar el nuevo sistema internacional de tradiciones políticas y culturales totalmente diferente a las actuales. Esto debido a que el crecimiento económico no viene solo, también trae consigo la confianza cultural y política. Durante muchos años, occidente no ha apreciado a Asia como es debido, la ha considerado como una buena fuente de negocios o como escenario de choques entre las grandes potencias como Vietnam o Corea. Inevitablemente esta percepción ha de cambiar, ya que los países Asiáticos entre ellos China e India los grandes líderes, son dos antiguas civilizaciones cargadas de mucha historia que llevan con orgullo su pasado.  Para estas dos países, alcanzar el status de potencia económicas mundiales se traducirá en un mayor poder e influencia en la formulación de las reglas globales en las instituciones internacionales como e la OMC (Organización Mundial de Comercio) Como del FMI (Fondo Monetario Internacional), en este ultimo recientemente China ha pedido que el nuevo líder sea de la de la región Asiática. 

Para occidente reconocer y adaptarse a los cambios que generara este nuevo orden será de carácter prioritario. Aunque muchos escépticos en occidente son conscientes del creciente poder asiático, esto no se ha logrado traducir en preparación para el cambio. Es importante que los occidentales entendamos que está pasando y cuáles son las grandes implicaciones políticas, culturales y económicas que vendrán con estos cambios.

LAS RAZONES DEL PODER ASIÁTICO

A grandes rasgos y para ser concretos, las razones de poder asiático están basadas en alto crecimiento económico, reforzamiento de las fuerzas militares, promoción y utilización de nuevas tecnologías y grandes poblaciones. Estas se convierten en las bases para el crecimiento económico y político a nivel mundial. 
El crecimiento económico es claramente el factor más importante, ya que de este se deriva el poder político de un país a nivel global, según datos del banco mundial en los años 60, los países asiáticos producían tan solo la quinta parte del PIB mundial, en comparación con los 2/3 de Europa y Estados Unidos Juntos.  Medio siglo más tarde, el porcentaje de producción de los países asiáticos con respecto al PIB mundial había aumentando hasta 1/3, aproximadamente el mismo porcentaje que Estados Unidos, por un lado y Europa, por el otro.  Según estimaciones del Banco Mundial para el año 2025 Asia podría producir el 60 % del PIB mundial.

El apogeo económico de  China e India está por constituirse como una de las más importantes fuerzas económicas en el  mundo moderno. Unidos suman el 18 % de la economía global, de continuar este crecimiento y de cumplir con las proyecciones de los expertos, en un par de décadas su porcentaje del pastel económico mundial será equivalente a su porcentaje de la población global


Según el National Intelligence  Council  En 2020, 57 de cada 100 habitantes del planeta serán asiáticos (incluyendo 19 chinos y 17 indios). Sólo cinco serán de Europa occidental (y cuatro de Estados Unidos)[1].Según las últimas estimaciones de población de las Naciones Unidas, la India contará con 1.395 millones de habitantes en 2025 y con 1.593 millones en 2050. La población china, por su parte, crecerá hasta 1.441 millones en 2025 para caer posteriormente a 1.392  millones en 2050[2].

Otro pilar ha sido el Poder militar, la cual se ha beneficiado del alto crecimiento económico de las naciones, ya que estos al contar con mayores recursos han podido dedicar un mayor porcentaje del PIB en mejorar sus fuerzas militares. En su mayoría, las potencias Asiáticas en ascenso están tanto desarrollando como modernizando sus fuerzas militares, así como en su momento lo hizo Estados Unidos y Rusia durante la guerra fría. Según estimaciones durante los próximos 20 años, China podrá sustituir a Rusia como segundo país que más gasta en defensa, después de Estados Unidos y podrá convertirse en potencia militar.

La promoción y utilización de nuevas tecnologías se ha convertido en el factor diferenciador entre occidente y oriente, ya que el primero ha sido siempre el líder indiscutible pero también es importante resaltar que durante el último decenio Asia esta ganando terreno en este aspecto. Claramente una mejora en las políticas de investigación y desarrollo (I + D) , traerá implicaciones económicas al país, junto con el crecimiento de sus mercados , lo cual esta reforzando la competitividad y la influencia en muchos sectores económicos, impulsando al país, lo cual es el caso claro de China , India y Japón.


 Es de vital importancia que en los países latinoamericanos empiecen a ver como estos grandes países han podido mejor sus condiciones económica en tan poco tiempo, y cuáles serán las lecciones que estos nos podrán dar, no solo en el ámbito económico sino en el político y cultural.  En conclusión el orden económico y político está cambiando irremediablemente, es el momento de mirar al oriente y pensar en cómo poder capturar una parte de esa gran torta económica que se abre hacia el mundo a gran velocidad. 


[1]  National Intelligence Council, Mapping the global future. Washington, diciembre de 2004, pág. 48.
[2] Population Division of the Department of Economic and Social Affairs of the United Nations
Secretariat, World Population Prospects: The 2004 Revision, 11 mayo 2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada